Los asombrosos resultados de un estudio que muestra cómo los alérgicos al maní pueden llegar a tolerarlo

Imprimir

Emily, una niña británica de 6 años, está más contenta que nunca: por fin podrá comer pastel en las fiestas de cumpleaños de sus amigos. Hasta ahora ingerir aunque fuese solo un bocado de pastel le hubiese podido provocar graves consecuencias: Emily es muy alérgica al maní, cuyos trazos se pueden encontrar en una gran cantidad de alimentos. Ver +